Relatos del más allá

Relatos del más allá

Ellos regresaron de la muerte y explican las vivencias de cómo es esa delgada línea que separa la vida terrena del más allá.


La mayoría de las personas que han pasado por este trance indican que al desprenderse de su cuerpo, se siente algo así como cuando se despega el papel film del rollo donde éste ha estado envuelto.

Estos son los casos de diferentes personas, que en circunstancias, lugares y momentos experimentaron una ECM. (Experiencia Cercana a la Muerte).

El primer caso a comentar es el de Jorge González, español, de 53 años de edad quien padecía de cáncer nasal en estado avanzado. Una tarde llegó a un hospital de Madrid víctima de un paro cardiorespiratorio, por lo que hubo que practicarle maniobras de resucitación, logrando estabilizarle.

ECM-familiares

Pasadas unas horas, cuando Jorge recobró el conocimiento, comentó al personal médico que mientras estuvo mal, observó una hermosa luz al final de un túnel, y caminando por allí venían familiares. De pronto se vio acostado en la cama del hospital y su familia estaba cerca de su cama, entre ellos, su madre, su abuela y una hermana. Estos familiares le informaron que no se sintiera preocupado y sin ningún temor, por que cuando muriera ellos vendrían a acompañarle. Así mismo ofreció una serie de detalles, como nombres, sitios que dejaron perplejos al personal médico.

Pasaron dos días y la salud de Jorge iba en franca mejoría, se sentía muy animado y a cada rato comentaba que sus familiares venían a verle. Al final de ese segundo día, por la tarde, Jorge González se recostó sobre su cama, indicándole a la enfermera de guardia que allí estaban sus familiares de nuevo. Se quedó dormido, falleciendo tranquilamente con una leve sonrisa dibujada en su rostro.

Otro caso es el del médico, Miguel A. Pertierra, que después de sufrir un serio accidente de automóvil y vivir una ECM, su vida cambió de manera radical, ya que desde ese entonces se dedica con especial cuidado de las personas que están en la etapa terminal de su vida.

Cuenta que después del accidente vial, producto de una fuerte colisión, aturdido pero consciente, que llegó a la sala de emergencias del hospital y comenzaron a practicarle lo que se hace en estos casos. Lo último que recuerda es que notó una sensación similar a la que se experimenta cuando una persona la anestesian. De pronto observó que se despegaba del poco de personas que estaban sobre su cuerpo tratando de salvarle, tal como el celofán se despega de su rollo. Al instante vio como a una altura de 3 o 4 metros a todos los profesionales actuando sobre un cuerpo y para su sorpresa ¡era el suyo!

ecm-doctor

Cuenta que emocionalmente no sintió nada y que comenzaba a desplazarse por especie de un túnel lleno de luces en sentidos encontrados y desarmónicos. Había una sensación de velocidad pero sin aire, hasta que esa velocidad se detuvo llegando a un sitio lleno de bruma en tonos color naranja y le pareció que allí habían imágenes, pero sin detallar ninguna. La sensación fue placentera, no había dolor, se sentía similar a cuando uno flota en agua tibia, sin otra percepción corporal. Pero de pronto, según sus propias palabras “regresé y me encontré en una fría camilla con un colega a mi lado preguntándome que dolores sentía”.

Aún a esta fecha, el doctor se pregunta, si fue su imaginación o esto es lo que sucede en el momento de la muerte. A partir de allí se ha dedicado a investigar casos de personas que han pasado por este trance y la mayoría concuerdan en sus afirmaciones al relatar lo que experimentaron.

colton-burpo

Este  es otro relato, el cual fue publicado en el libro “Heaven is for Real”, a manos del padre del niño Colton Burpo, el cual para el momento de su ECM, contaba con tan solo 3 años de edad. El niño refirió a sus padres después de su recuperación de una operación de emergencia, que había visto como los médicos lo operaban, también que había visto a Jesús en un caballo con los colores del arco iris y con una hermanita que nunca conoció. Así mismo contó que los ángeles le habían cantado y que había conocido a un bisabuelo, el cual le dijo que había fallecido 30 años antes de que el naciera. En cuanto a la hermanita que no nació, los padres de Colton asumen que pudiera tratarse del aborto espontáneo que tuvo su mamá en años anteriores y que nunca comentaron a nadie.

Como se puede observar, en estos relatos, de las Experiencias Cercanas a la Muerte, que en cada ser humano, sin importar colores, credos o edades se experimenta la constante de haber visto un túnel, donde les invade una sensación de gran paz y sin duda alguna lo que más llama la atención es el recibimiento por parte de sus seres queridos que están más allá del túnel y que les esperan para celebrar el reencuentro.

Por su parte, la ciencia sigue muy de cerca estas revelaciones y encuentros por parte de personas que dicen haber regresado del más allá para contarlo. Pero en medio de todas estas inquietudes que nos dejan los relatos, las personas que han tenido un ECM, no dudarían en ningún momento en volver a ver esa hermosa luz al final del túnel, o a traspasar, aunque sea por breves momentos esa “línea” que separa la vida de la muerte.



Relatos del más allá
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 4/5 (1 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.