La triste historia del Casino de la Reina

La triste historia del Casino de la Reina

Está situado en el Barrio Embajadores de Madrid. Su historia data del siglo XIX.


Para el año de 1808, era una huerta, llamada Puerta de Bayo, que pertenecía a los monjes de San Cayetano, pero con la llegada de los franceses, un ministro de José Bonaparte la tomó construyendo una casa-palacio.

Finalizada la Guerra de la Independencia, a la vuelta de Fernando VII, fue adquirida por el Ayuntamiento junto a otros terrenos cercanos, y en 1817 donada a la reina doña Isabel de Braganza, segunda esposa de Fernando VII. La finca fue denominada Casino de la Reina. Isabel de Braganza también realizó mejoras, aunque poco pudo disfrutar de su “casino” pues murió poco después. Fernando VII continuó la obra, y también su hija Isabel II.

En el Jardín se hallaban todos los elementos que eran característicos de los jardines románticos, fuentes, estanques, estufas, una noria, esculturas valiosas… dicen que allí estuvo la estatua de Felipe II obra de los Leoni.

Incomprensiblemente, el Casino de la Reina fue prácticamente destruido en un largo proceso que comenzó en 1867, cuando Isabel II donó la posesión al Estado. Al pasar a manos del Estado se instaló allí el Museo Arqueológico, lo cual en sí mismo fue una buena noticia, pero su instalación en el palacete del Casino de la Reina, que fue nuevamente reformado, fue el comienzo de la destrucción del antiguo Sitio Real.

A finales del siglo XIX el Museo Arqueológico abandonó el Casino, pero se trasladó aquí la Escuela de Veterinaria, para la cual se construyó una nueva sede. El nuevo edificio fue obra de Francisco Jareño, en estilo neomudéjar, desde 1960 convertido en el Instituto de Enseñanza Secundaria Cervantes.

Ya en el siglo XX, los jardines del Casino de la Reina, siguieron transformándose, perdiendo su gran valor arquitectónico, ya que fueron destruidos elementos de gran valor y belleza, porque el bello jardín romántico parecía ser considerado únicamente suelo donde edificar, robándole terreno a este precioso lugar.

Por Algunas de las construcciones prefabricadas fueron derribadas, y el 12 de junio de 2001 se inauguró el nuevo Centro de Día, de diseño moderno y funcional en contraste con el clásico palacete, que fue rehabilitado una vez más, conservándose al parecer en su interior la escalera original.

El Romántico jardín del siglo XIX se perdió para siempre, pero en la actualidad Madrid lo ha recuperado como espacio público, el nuevo Parque Casino de la Reina, quizá no demasiado conocido, algo escondido tras las verjas, es sin duda un parque bonito y agradable, una isla en pleno Barrio de Embajadores, digno de visitar.



La triste historia del Casino de la Reina
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 0/5 (0 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.